Saltar al contenido
CastillosMedievales.org

Castillo de Sajarraza

miniatura castillo de sajarraza
  • Época de construcción: Siglo XV
  • De tipo: Fortificación residencial
  • Ordenado por: Probable, La hermandad de Álava.
  • Estado actual: Conservado totalmente
  • Propietario actual: Solar de Libanos, S.A.
  • Localizado en: Sajarraza, La Rioja.
  • Arquitectura orginal: Románico tardío

Ubicación

En la localidad de Sajazarra, un pequeño pueblo de 130 habitantes al norte de La Rioja, se encuentra el castillo de Sajazarra. Esta población está situada en la comarca de Haro, a diez kilómetros al oeste de la localidad del mismo nombre, donde confluyen los ríos Ea y Aguanal. Es un punto estratégico donde se unen varios territorios de las regiones de Miranda del Ebro, Vitoria y del Camino de Santiago.

El pueblo de Sajazarra pertenece a la asociación “Los pueblos más bonitos de España”, creada en 2011 para promocionar, fomentar, difundir y preservar el patrimonio natural, rural y cultural en las áreas geográficas con un menor nivel de industrialización y de población.

Historia del castillo de Sajazarra

La villa aparece mencionada por primera vez con el nombre de Saggazahar en el año 1075. En 1099 aparece nombrada en el Fuero de Miranda del Ebro, concedido por el rey Alfonso VI, esta vez denominada como “Saja”.

El nombre viene de Saja Zaharra que en euskera quiere decir Saja la vieja. Así se la distingue de la localidad vecina llamada Sajuela, que quiere decir la pequeña Saja.

Entre los siglos XII y XIII  Sajazarra fue fortificada, y en el 1463 era una de las cinco villas fundadoras de la Hermandad de Álava, que pertenecía a la corona. Desde el siglo XIII, había una primera torre que se destruyó para construir el actual castillo de Sajazarra, en la segunda mitad del siglo XV, cuando la villa se transformó en el señorío de los Velasco.

Historia del Castillo de Sajarraza
Foto antigua. Probablemente de principios de siglo XX

En este castillo se sucedieron diferentes enfrentamientos entre los reinos de Castilla y Navarra. Su historia va unida a la población vecina de Haro, que pasó a manos del reino de Castilla en 1430. Defendía el área norte de la población además del camino de Haro hacia Miranda.

Aunque este castillo fue construido inicialmente con fines militares, no pasó mucho tiempo hasta que fue convertido en residencia palacio de para diferentes familias de la nobleza.

Pedro Fernández de Velasco, su propietario, era también dueño de algún castillo más, como el de Cerezo, Arnedo y Ojocastro. El castillo también fue propiedad de los condes de Nieva, así como de Bugedo, localidad y municipio de la provincia de Burgos, que pertenece a la comarca del Valle del Ebro.

En el año 1959, la torre del castillo sufrió un importante desplome que la dejó prácticamente en ruinas.

Descripción

El castillo está situado sobre la muralla de la villa de Sajazarra. La disposición arquitectónica de esta fortificación cuenta con un recinto externo de planta rectangular, y esquinas blindadas con cubos redondos huecos y macizos, garitón y espolón. En el centro de la fortaleza se encuentra la torre del homenaje, y el espolón defensivo se encuentra al este.

Tiene además otros elementos defensivos destacados como matacanes, troneras y saeteras, y la puerta de  entrada, coronada por un arco gótico, está flanqueada por un par de torreones, también redondos, que se usaban para su defensa.

Parece posible que el castillo tuviera un foso defensivo, pero en la actualidad se encuentra cubierto.

Torre del homenaje

La característica torre del homenaje de este castillo, se eleva solemne muy por encima del resto de la edificación. Se ubica en el centro, su planta también es rectangular y en cada una de sus esquinas tiene un torreón de refuerzo octogonal y macizo, que supera al adarve en altura. La torre está unida al muro por medio de una puerta.

Entrada del Castillo de Sajarraza

Está compuesta de cuatro niveles o pisos, y remata en una cornisa que tiene almenas con aspilleras y matacán corrido cuya finalidad era la defensa, aportando todo esto una imagen singular al conjunto. También cuenta con una hermosa bóveda de cañón en su piso superior.

Diferentes remodelaciones han ido aportando diversos elementos al edificio.

Materiales

Como en cualquier edificación de este tipo, la piedra es la materia prima utilizada para su construcción.

El castillo de Sajazarra se diferencia de otros en que su piedra ha sido labrada en sillares escuadrados a la perfección. Esto quiere decir que la piedra ha sido trabajada de tal modo que sus caras forman entre si ángulos rectos o de otro tipo para el óptimo asentamiento de la misma.

La cal fue utilizada para unir unos sillares con los otros, haciéndose más evidente esta técnica en las zonas más importantes del castillo.

Estado de conservación

El castillo se halla en unas condiciones de conservación muy buenas. El propietario actual se ha preocupado de proporcionar la imagen que tenía en tiempos anteriores.

Las obras de restauración han permitido descubrir nuevos restos de una etapa románica.

En el año 1970 se realizó una importante restauración del edificio que lo convirtió en uno de los castillos de La Rioja mejor conservados. Después, fue declarado Patrimonio Histórico Español.

Bodegas Castillo de Sajazarra

En la década de los años sesenta del pasado siglo, el castillo de Sajazarra fue comprado por la familia Líbano Daurella. La fortaleza se convirtió en su residencia habitual después de una meticulosa restauración del edificio y el entorno que le rodea.

Pronto se dieron cuenta de la tradición vitivinícola de la propiedad que acaban de adquirir. En las mazmorras del castillo encontraron diversos utensilios, como prensas, lagares, tinas de madera y otros varios objetos muy antiguos utilizados para la elaboración del vino.

Comenzaron entonces a elaborar vino en el castillo, al inicio para su propio consumo y más tarde de manera comercial, entonces fue cuando se fundó Bodegas Castillo de Sajazarra.

La nueva bodega se construyó en el año 1973 en los jardines del castillo, creando un hermoso y peculiar entorno. El castillo, con sus jardines, viñedos y bodega, junto con el puente romano y la muralla, forman un característico conjunto que muchos han llamado “auténtico chateau”.

Visitas al castillo de Sajazarra

El castillo no es visitable, ya que se trata de una propiedad privada de  Solar de Libanos, S.A, pero se puede contemplar desde el exterior.